Metodología pedagógica para la atención de niños con necesidades educativas especiales



Arturo Barraza Macías
Licenciado en la Educación de personas con problemas de aprendizaje
Asesor de postgrado e investigador
Universidad Pedagógica de Durango
MéxicoTrabajo publicado el 04 de julio de 2002


Resumen


  • Ensayo preparado para la disertación "Metodología Pedagógica" en el Curso-Taller de Aprendizaje convocado por el Centro de Rehabilitación y Educación Especial del estado de Durango, México. Su construcción parte de identificar los planteamientos institucionales en el ámbito de la educación especial para la atención de los niños con necesidades educativas especiales, para posteriormente cuestionar la perspectiva teórica que subyace a tal planteamiento y finalizar con las consideraciones que se deben tomar en cuenta en el momento de pensar en la atención de este tipo de niños.




Antecedentes institucionales


En 1978, al hacerse cargo de la Dirección General de Educación Especial en la SEP, la Dra. Margarita Gómez Palacio incorporó la Psicología Genética de Jean Piaget como sustento teórico para la atención de niños con problemas de aprendizaje. Su constante difusión y promoción a través de publicaciones o eventos de actualización ha logrado su internalización en los especialistas del área de problemas de aprendizaje de educación especial. Esta internalización ha conducido a conceptualizar al niño con problemas de aprendizaje como un sujeto cognoscente en desarrollo; conceptualización que determina su diagnóstico y tratamiento.


A fines de la década de los ochenta y principios de los noventas, la perspectiva piagetiana se consolidó como dominante y con la publicación de las estrategias pedagógicas para la lengua escrita y las matemáticas destinada a los Centros Psicopedagógicos, se afianzó la concepción de que los problemas de aprendizaje tenían definitivamente un origen conceptual. Esta conceptualización determinó un modelo de atención denominado genéricamente piagetiano, sin que existiera mucha claridad sobre las diferencias existentes entre los diferentes soportes teóricos.


La elección de la Psicología Genética como teoría explicativa de los problemas de aprendizaje, se constituye como una imposición a la realidad, esto es, la elección de la teoría para hacer una lectura de la realidad fue determinada por la orientación teórica de una autoridad del sistema educativo, - específicamente la Dra. Margarita Gómez Palacio, - y no por una demanda de la misma realidad. La realidad ha mostrado su postura por medio de síntomas inequívocos, como lo son: la poca eficiencia terminal, las deserciones, las permanencias prolongadas sin resultados, etc.


La imposición de esta mirada psicológica de los problemas de aprendizaje tenía como objetivo central superar el modelo de atención anteriormente establecido y de claro corte neurofisiológico. Desde ese modelo los trastornos de aprendizaje se atribuían a alteraciones de las funciones cerebrales superiores, - gnosias, praxias y lenguaje, -, catalogándose como afasias, retardos gnósico-práxico simple, etc. Pero tanto el modelo de atención sustituido como el sustituyente, adolecen de la misma limitación, intentan ubicar las causas de los problemas de aprendizaje en el alumno: en el modelo neurofisiológico, a partir de las funciones cerebrales superiores y en el modelo psicogenético, a partir de las condiciones de interacción entre el objeto cognoscible y el sujeto cognoscente.


De manera paradójica, al darse el proceso de federalización y cortar el estado el cordón umbilical que lo subordinaba a la rectoría nacional de la SEP, se ha evidenciado una fuerte atracción de los docentes especializados por volver al enfoque neurofisiológico, con la pretensión explícita de superar las limitaciones del modelo de atención piagetiano.


Contexto teórico



La diversidad de términos y, en consecuencia, de teorías, refleja los efectos simplificadores y disyuntivos del paradigma positivista, que actualmente se han convertido en un obstáculo para el conocimiento e intervención en campos de estudio tan específicos como lo es el de la atención a niños con problemas de aprendizaje. En ese sentido es que se puede afirmar que el término problemas de aprendizaje, en la actualidad, implica un objeto de estudio constreñido a saberes disciplinarios que bajo la ilusión del paradigma positivista fragmentan su significación.

A guisa de ejemplo es posible ilustrar las diferencias que plantea la conceptualización de los problemas de aprendizaje desde diferentes perspectivas disciplinarias, entre las que se encuentran las siguientes:


a. Perspectiva psicologista (Psicología Genética de Jean Piaget):



Etiología: los problemas de aprendizaje tienen un origen conceptual, esto es, los niños no logran construir los conocimientos por las condiciones en que se presenta la relación sujeto cognoscente-objeto cognoscible.


Diagnóstico: se realiza una evaluación pedagógica - caracterización inicial - para detectar el grado de conocimientos y el tipo de dificultades que cada niño presenta.


Tratamiento: a partir de la caracterización inicial que sirve como marco de referencia, el maestro programa las actividades de aprendizaje que requiere el alumno.


b. Perspectiva neurológica (el Enfoque Neurofisiológico de Juan E. Azcoaga):



Etiología: los problemas de aprendizaje tienen un origen fisiológico, esto es, los niños presentan lesiones, retrasos o secuelas que alteran las funciones cerebrales superiores.


Diagnóstico: por medio de test estandarizados, se detecta el tipo de problema que presenta el niño, si es una patología agnósica viso espacial, patología anártica, patología afásica, etc.


Tratamiento: en función del diagnóstico se plantean actividades específicas. En caso de una agnosia viso espacial se plantean actividades de conocimiento y reconocimiento de objetos o cosas por medio de la estimulación visual y espacial; en el caso de un retardo anártico, se plantean ejercicios de estimulación lingüística que impacten los diferentes componentes del aparato fonoarticulador, etc.


A los límites que las disciplinas científicas plantean para la comprensión de los problemas de aprendizaje, es necesario agregar los límites que plantean las teorías, dentro de una misma disciplina. Como ejemplo se pueden poner las diferencias existentes entre las perspectivas de la psicología genética y el psicoanálisis: la primera centra su atención en el desarrollo del sujeto como condición determinante para el aprendizaje y en las condiciones que facilitan u obstaculizan la relación cognoscente sujeto-objeto. En la segunda la atención está centrada en el temor a la herida narcisista que desemboca en un proceso de inhibición intelectual y a las dificultades de identificación con su padre, que son transferidas al maestro de grupo.


La hiperespecialización del estudio de la realidad que ha provocado el paradigma positivista ha desencadenado una multitud de disciplinas y, en consecuencia, un número interminable de teorías. Los cortes arbitrarios realizados sobre la realidad en el ámbito disciplinario o en el ámbito teórico han ocasionado que el ser humano pierda de vista la totalidad y, por ende, su posibilidad de comprensión. En ese sentido, la aparición del concepto de necesidades educativas especiales provee de coherencia a nuestra percepción de totalidad con la que hemos de abordar a los niños con problemas de aprendizaje.


La metodología pedagógica para la atención de niños con necesidades educativas especiales (N. E. E.)


a. Consideraciones sobre las N. E. E.



El término N. E. E. es un constructo teórico pedagógico utilizado para apoyar la atención de niños con dificultades de aprendizaje en un modelo de intervención estrictamente educativo. Su carácter interactivo y relativista representa un avance substancial en el campo epistemológico y en el terreno pedagógico representa la más clara concreción de los ideales de una escuela para todos, devolviendo a la escuela su compromiso con el aprendizaje del alumno.


El concepto de N. E. E. no excluye, ni intenta sustituir y menos negar la terminología clínica de las diferentes discapacidades. Su objetivo básico es ubicar los fines de la atención de este tipo de personas en el ámbito educativo.


b. La metodología pedagógica



La metodología pedagógica para la atención de los niños con necesidades educativas especiales gira alrededor del concepto de adaptaciones curriculares. La propuesta metodológica de adaptaciones curriculares es clara, coherente y de amplio espectro, pero en nuestro caso se ha constituido en un algoritmo sin sentido ante la falta de un contenido real ocasionado por nuestras limitaciones para recolectar la información pertinente, interpretarla y ofrecer la intervención pedagógica adecuada.


La metodología pedagógica tiene tres fases:


1. Recolección de la información:



El maestro necesita obtener información sobre el alumno sobre:


- Variables neurofisiológicas: mecanismos básicos de aprendizaje y funciones cerebrales superiores,
- Variables psicológicas: estilo de aprendizaje, estrategias de aprendizaje, metacognición y motivación.
- Variable pedagógica: competencia curricular.
Información sobre el contexto:
- Variables áulicas: estilo de enseñanza y organización grupal de las actividades de aprendizaje.
- Variables familiares: comunicación, estructura, reglas de interacción, la novela familiar, los mitos, etc.
- Variables institucionales: comunicación, normas, expectativas, etc.
- Variables comunitarias: la historia, los mitos, etc.
La información recolectada tendrá que ser en diferentes momentos y se tendrá que identificar el nivel de información requerido para la atención en cada uno de ellos.


2. Interpretación de la información



Una vez recolectada la información, el especialista interpretará la información a partir del carácter interactivo y relativo de las N. E. E., intentando superar la tendencia a establecer una relación de identidad entre el sujeto y el problema.


3. Definición de la intervención pedagógica



Una vez determinada las N. E. E., el especialista realizará las adaptaciones curriculares pertinentes para garantizar el acceso al currículum del alumno. En ningún momento el maestro deberá realizar acciones que tiendan a un objetivo de rehabilitación, ya que de considerarse necesario trabajar directamente sobre algunas de las variables del alumno o del contexto que estén entorpeciendo la adecuada acción docente, será responsabilidad de los otros especialistas realizarlo.
Estas acciones podrán ser consideradas, si así se quiere, como adaptaciones de acceso al currículum, pero en todo momento se tendrá que evaluar la pertinencia de realizarlas y si son realmente necesarias.


A manera de conclusión



La metodología pedagógica para la atención de los niños con N. E. E. representa para el maestro especialista:


- Una propuesta coherente para la finalidad del modelo educativo de atención: el acceso al currículum.
- Un reto para identificar los niveles necesarios de información, determinar las estrategias para su recolección, realizar la interpretación adecuada y definir las líneas de acción pedagógicas pertinentes.
- Un problema de preparación, ya que la formación de nuestros especialistas en un modelo tan reduccionista como lo fueron el piagetiano o el neurofisiológico, no permitió el reconocimiento de las diferentes variables que intervienen en el aprendizaje.
- Una necesidad urgente de cambiar nuestra mentalidad para dejar el discurso atractivo y seguro que nos puede ofrecer las perspectivas reduccionistas y enfrentar la incertidumbre de un discurso sujeto a construcción.

Bibliografía


Ábalo, Valentín y Batista, Francisco (1994). Adaptaciones curriculares, teoría y práctica. Madrid: Ed. Escuela Española.


Ajuriaguerra J. De, et. al. (1986). La dislexia en cuestión. Madrid: Morata.


Ardoino, Jacques. (1991). El análisis multirreferencial. En: Sciences de L'education, sciences majeures.


Azcoaga Juan E. (s/f). El aprendizaje normal y su patología. En: Psicología s/n, México.


Departamento de Educación Especial de la SECyD. (1996). Necesidades educativas especiales y adaptaciones curriculares. Durango: autor.


González E. Cecilia, et. al. (1985). Estrategias pedagógicas para superar las dificultades en el dominio del sistema de escritura. México: SEP-DGEE.


Morín, Edgar. (1994). Introducción al pensamiento complejo. Barcelona: Gedisa.


SEP-DGEE. (1985). La educación especial en México. México: autor.


Velásquez, Irma, et. al. (1987). Estrategias pedagógicas para niños de primaria con dificultades en el aprendizaje de las matemáticas, Fascículo 1, El sistema decimal de numeración. México: SEP-DGEE.